COLABORACION UPV-EHU

PROYECTO BISKYTEAM

lunes 30 de noviembre, 2020

Fabricación de piezas para proyecto BISKYTEAM

Recogido en el convenio firmado entre LEKUN CAUCHO PLÁSTICOS S.L. y la UPV-EHU y el proyecto BISKYTEAM, desde URAKORT (Grupo LEKUN) les hemos cortado por agua unas palas de aluminio anti-torbellino para el motor M2.

En el equipo están desarrollando por un lado los motores y por otro todo lo relacionado con los cohetes (construyendo y lanzando cohetes con motores comprados) de tal manera que una vez maduren toda la tecnología que están desarrollando, podrán lanzar cohetes 100% diseñados por ellos. Su objetivo es poder llegar con un cohete suyo a la línea KARMAN, a 100 km de altura que es esa "frontera" ficticia entre la tierra y el espacio, y a la que ningún equipo de Europa ha llegado nunca.

Por la vía de los cohetes han lanzado 2 prototipos a pequeña escala y esperan poder lanzar este curso si no son 2, 4 más, ya que han sufrido una gran cantidad de retrasos debidos a la situación que estamos viviendo, y dos de ellos estaban planificados para lanzar el curso anterior. A parte de esto están trabajando en un prototipo más a una escala mayor. Se llama CHARLIE, de 2-3 m de altura, 80kg y va a llegar a 3km de altura, también previsto para lanzar el curso pasado. Por otro lado, tienen una colaboración firmada con el equipo de estudiantes COSMIC para un lanzamiento, en el que desde aquí ponen la aviónica (ordenador interno que llevan los cohetes), y por la otra parte ponen el cohete. Este lanzamiento está previsto de hacerse en el mes de febrero en las instalaciones del INTA. 

Por la vía de los motores, han decidido apostar por la tecnología híbrida, que aunque no sea novedosa, sí se está empezando a consolidar, pudiendo ver que los mayores equipos de Europa y cada vez más empresas del sector están apostando fuertemente por ella, como puede ser por ejemplo VIRGIN GALACTIC, una empresa dedicada al turismo espacial. El año pasado encendieron con éxito su primer prototipo de motor híbrido a pequeña escala, M1, con un empuje de entre 20 y 30kg, que es el primer motor de cohete híbrido hecho por un equipo de estudiantes en todo el país. Por otro lado, están ya en las fases finales para su motor M2, ya a mayor escala, que prevén que sea 20 veces más potente que M1, con 500 kg de empuje. Para ello están fabricando un tanque para presurizar óxido nitroso a 100 bar, y de allí poder transportarlo al propio motor. A la salida de ese mismo tanque es dónde van a estar colocadas las palas que les hemos hecho. Así mismo están recibiendo ya las últimas piezas el motor, comprando ya los últimos elementos del sistema de alimentación (el cual une el tanque con el propio motor) y dando los últimos pasos para fabricar el tanque, y prevén que para el año que viene, por primavera, antes de que llegue el verano, puedan encender el motor en plenas condiciones.